De la cuna a la cama

Cuantas veces nos hemos preguntado cuando debemos cambiar a nuestro peque de la cuna a la cama.

Normalmente el paso de la cuna a la cama se suele realizar entre los 18 meses y los 3 años, pero no hay una ciencia exacta ni norma escrita para realizar este cambio. Como padres sabremos cuando ha llegado el momento.

habitacion convertible

Lo principal es hacer entender a nuestro peque que ha llegado el momento de pasar de la cuna a la cama, una buena idea es hacerle entender “lo grande que es”, “lo mayor que es”, “ya es un campeón al dormir en cama” y que va ha dormir ya en una cama como la de los mayores.

Quizás no deberías retrasarlo más si el peque hace ya pipi sólito, ya que los barrotes de la cuna son un impedimento y además pueden resultar peligrosos, ya que si no nos llama para que le bajemos de la cuna e intenta saltar puede dañarse al caer.

habitacion convertible

Deberías tener mucho tacto si lo que llega es un nuevo hermanito, y tiene que dejar “su cuna” para el nuevo hermanito, puede que si no se lo explicamos correctamente sienta celos. Si además es muy pequeño para pasarlo a la cuna y llega un nuevo hermanito, lo mejor es usar una minicuna para el nuevo hermanito y que el siga durmiendo en su cuna.

de la cuna a la cama

Algo que te puede ayudar para que el peque se sienta cómodo en su “nueva cama” es:

- Dejar que elija su edredón o ropa de cama como si fuese un premio el dormir en la cama.

- Que use los mismos peluches y muñecos que tenía en su cuna.

- Usar barreras protectoras para que se sienta seguro.

- Comparte algún tiempo con el en “su cama” como leer un cuento antes de dormir.

- Deja luz de compañía en su habitación.

Seguro que al principio se levantará muchas veces por la noche e ira a vistar la habitación de los papis, debéis ser pacientes, es un cambio para el peque y ni le debemos agobiar, ni nos debemos agobiar… tiempo al tiempo.