Trona

Tronas para nuestros niños

La trona es un mueble que puede comenzar a usarse en niños desde los seis meses en adelante y muy útil para integrar a nuestro niño en la mesa con el resto de la familia.
La trona además de servir para darle de comer, también es un lugar donde podrá jugar y estar entretenido
ya que le podemos dejar sus juguetes preferidos en la bandeja. Las bandejas regulables en altura son muy prácticas.
Según el bebé crece podemos quitar la bandeja y la trona sirve de silla alta para que el niño pueda
comer directamente en nuestra mesa, con la seguridad que no se caerá de una banqueta o silla alta.

Antes de comprar una trona hay que asegurarse que cumple con las normas UE de seguridad, es decir
que los materiales con que han sido fabricadas sean sólidos y no tóxicos.
En El Mundo del Descanso y del Bebé únicamente distribuimos primeras marcas que cumplen las normas
de seguridad.
Se debe tener en cuenta que en algunos lugares no especializados y que usan marcas
no conocidas y muy económicas no cumplen con la normativa europea.
El bebé se mete todo en la boca y un material tóxico puede llegar a producir graves problemas.
Los tornillos no deben ser puntiagudos.
La trona no debe tener bordes cortantes.
Las tronas deben disponer de cinturones de seguridad ya que los bebés se mueven mucho.
Los cierres de los cinturones deben ser imposibles de abrir por el pequeño.
Si la trona es plegable nos aseguraremos que el sistema de cierre impide que se pliegue la trona accidentalmente.
Cuanto más ligera menos estable, verificar estabilidad antes de comprarla.
Muy importante asegurarnos que el niño está cómodo.